EL AHORCADO DE SORZANO

 La antigüedad exacta de esta danza no se ha podido comprobar, pero si se sabe que es anterior al sigo XVI. Es una de las danzas más célebres y bonitas de La Rioja.

Posee una complicada coreografía en la que los danzadores van unidos mediante largos pañuelos de colores formando una cadena que se mueve en espirales, cruces túneles, cambios de sentido, etc. En ella resalta, además de la figura de La Mesa, de difícil y vistosa ejecución, el ahorcado ficticio de uno de los danzadores: del cachiberrio. En algún caso, un danzador, se coloca en el centro del círculo formado por los demás miembros del grupo, que van entrelazando sus espadas o pañuelos sobre el cuello de éste. En el caso de Sorzano, es un danzador quien queda atrapado en el centro del haz de armas que viene a configurar una estrella, a la vez que el cachiberrio recita en voz alta unos versos alusivos a las fechorías realizadas por el danzador y que le han conducido a la muerte. Puede apreciarse claramente el carácter de sacrificio propio de esta coreografía. En esta danza además de la música de “El Ahorcado”, se añade también la música de la cascabelada.

  PAÑUELOS DE LAGUNA DE CAMEROS

 Parece ser que, antiguamente, la danza de Los Pañuelos se bailaba con espadas, aunque para permitir una mayor soltura y libertad de movimientos se sustituyeron las espadas por pañuelos. La brillantes de esta danza se basa no sólo en la serie de espirales, serpes, y túneles por los que van pasando los danzadores en fila de a uno, sino en las tantas veces escuchada letrilla: “Ya se van los quintos…”

Durante muchas décadas estuvo olvidada en el pueblo de Laguna de Cameros. No se sabe el por qué, hasta los años 90 y gracias al gaitero Baldomero Tobía y a los danzadores se logró recuperar.
 





 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
http://www.airesdelarioja.es.tl